domingo, 23 de octubre de 2011

La historia más grande jamás contada

Esta entrada es un fragmento literal de la película "Zetgeist". Es un documental crudo que retrata las fallas del sistema. En este documental se describe el origen del cristianismo, cómo se inventó la figura de Jesús y los paralelismos con otras religiones que han utilizado las mismas características que tienen un mismo origen: el Dios egipcio Horus (hablamos de la época predinástica: alrededor del año 5000 a.c.).


Debes parecer dificil a los que han aceptado la autoridad como la verdad, en lugar de la verdad como autoridad.
(-G.Massey, Egiptólogo)

Parte I: La historia mas grande jamas contada




Este es Horus. Es el Dios Sol de Egipto alrededor del 3000 antes de Cristo. Es el Sol, antropomórfico, y su vida es una serie de mitos alegóricos sobre el movimiento del sol en el cielo. De los antigos jeroglíficos en Egipto, conocemos mucho sobre este mesias solar.[...] Hablando en términos generales, la historia de Horus es la que sigue: nació el 25 de Diciembre de la virgen Isis-Meri. Su nacimiento fue acompañado por una estrella en oriente, que era a su vez seguida por tres reyes para localizar y adornar al salvador recién nacido. A la edad de 12, él era un prodigo niño maestro, y a la edad de 30 fue bautizado por una figura conocida como Anup, y así comenzó su ministerio. Horus tenía doce discípulos con los que viajó realizando milagros, como curar a los enfermos o andar sobre el agua. Horus era conocido por varios nombres gestuales como La Verdad, La Luz, El Hijo Ungido de Dios, El Buen Pastor, El Cordero de Dios, y muchos otros. Después de ser traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado por tres días, y entonces resucitó. Esas características de Horus, originales o no, parecen impregnar muchas culturas del mundo, pues muchos otros dioses tienen la misma estructura mitológica general. Attis, de Phyrigia, nacido de la virgen Nana en un 25 de Diciembre, crucificado, puesto en una tumba durante tres días, y, entonces, resucitado. Krishna, de India, nació de la virgen Devaki con una estrella en oriente señalando su llegada, realizó milagros con sus discipulos, y tras su muerte, fue resucitado. Dionisos de Grecia, nacido de una virgen en 25 de Diciembre, fue un maestro itinerante que realizaba milagros, como convertir agua en vino, y era nombrado como el "Rey de Reyes", "Hijo Único de Dios", "El Alfa y el Omega", y muchas otras, y tras su muerte, fue resucitado. Mithra, de Persia, nació de una virgen un 25 de Diciembre, tenía doce discípulos y realizaba milagros, y tras su muerte fue enterrado tres días y entonces resucitado, era también nombrado como "La Verdad", "La Luz", y muchas otras. Curiosamente, el día sagrado para el culto de Mithra era el Domingo (en inglés "Sunday", día del Sol). El principal hecho de la cuestión es que hay numerosos salvadores, de diferentes periodos, de todas partes del mundo, que subscriben esas características generales. La cuestión es: ¿Por qué esos atributos? ¿Por qué nacidos el 25 de Diciembre de madre virgen? ¿Por qué muertos tres días e inevitablemente resurrectos? ¿Por qué doce discípulos o seguidores? Para averiguarlo, echemosle un vistazo al más reciente de los mesias solares... Jesus Cristo nació de la virgen María el 25 de Diciembre en Belén (Bethelem). Su nacimiento fue anunciado por una estrella en oriente, que siguieron tres reyes o magos (magi -> Sabios) para localizar y adornar al nuevo salvador. Era un niño maestro a los doce años, a los treinta fue bautizado por José el Bautista, y así comenzó su ministerio. Jesús tenía doce discípulos con los que viajó realizando milagros, como curar a los enfermos, andar sobre el agua o resucitar a los muertos, y era también conocido como el "Rey de Reyes", el "Hijo de Dios", la "Luz del mundo", el "Alfa y Omega", el "Cordero de Dios", y muchas otras. Después de ser traicionado por su discípulo Judas y vendido por 30 monedas de plata, fue crucificado, puesto en una tumba, y después de tres días, resucitó y ascendió al Cielo. Para empezar, la secuencia del nacimiento es meramente astrológica. La estrella de oriente es Sirio, la estrella más brillante del cielo nocturno que, el 24 de Diciembre, se alinea con las tres estrellas más brillantes en el cinturón de Orion. Esas tres estrellas son llamadas hoy como lo eran en los tiempos antiguos: los Tres Reyes. Los Tres Reyes y la estrella más brillante, Sirio, todas juntas apuntan al lugar por el que amanece el 25 de Diciembre. Por eso los Tres Reyes "siguen" a la estrella de Oriente, para localizar el amanecer; el nacimiento del Sol. [...] Hay otro fenómeno realmente interesante que ocurre el 25 de Diciembre, en el solsticio de Invierno. Desde el solsticio de Verano hasta el solsticio de Invierno, los días son más cortos y frios. Desde la perspectiva del hemisferio norte, el Sol parece moverse hacia el sur y hacerse más pequeño y escaso. El acortamiento de los días y la expiración de las cosechas cuando se acercaba el solsticio de invierno simbolizaba el proceso de la muerte para los antiguos. Era la muerte del Sol. Desde el 22 de Diciembre, la desaparición del sol estaba totalmente completada, con un Sol, que había estado seis meses moviendose hacia el sur continuamente, en su punto más bajo en el cielo. Y entonces ocurre una cosa curiosa: el Sol deja de moverse hacia el sur, al menos perceptiblemente, durante tres días. Durante esa pausa de tres días, el Sol permanece en la vecindad de la Cruz del Sur, o constelación Crux. Y, después del 25 de Diciembre, el Sol se mueve un grado, esta vez hacia el norte, proveyendo de días más largos, calor, y la Primavera. Y así queda dicho: el Sol murió en la Cruz, estuvo muerto tres días, para luego ser resucitado o nacido de nuevo. Por eso Jesús y otros numerosos Dioses Sol comparten la crucifixión, la muerte de tres días, y el concepto de resurrección. Es el periodo de la transición solar desde que este cambia su dirección de nuevo hacia el Hemisferio Norte, trayendo la Primavera, y la salvación. Sin embargo, no se celebra la resurrección del Sol hasta el equinoccio de primavera. Esto es porque, en el equinoccio de primavera, el Sol se situa oficialmente sobre la oscuridad diabólica, ya que el tiempo diurno se hace más largo en duración que el nocturno, y las condiciones de revitalización de la primavera emergen. Ahora, probablemente la más obvia de toda la simbología astrológica alrededor de Jesús se mantiene sobre los doce discipulos. Son simplemente las doce constelaciones del Zodiaco, con las que viaja Jesús, siendo el Sol. En realidad, el número 12 está por todas partes en la Biblia. Este texto tiene mucho más que ver con la astrología que con cualquier otra cosa. Regresando a la cruz del Zodiaco, la vida figurativa del Sol, esto no era solo una expresión artística o una herramienta para seguir los movimientos solares. Era también un simbolo espiritual pagano, la taquigrafía de lo que parecía esto:





Esto no es un simbolo de la cristiandad. Es una adaptación pagana (n.d.m: presumiblemente Celta) de la cruz del zodiaco. Por eso Jesús, en el arte oculto temprano, es siempre mostrado con su cabeza en la cruz, porque Jesús es el Sol, el Sol de Dios, la Luz del Mundo, el Salvador Resucitado, el que "vendrá de nuevo", como hace todas las mañanas, la Gloria de Dios que defiende contra los trabajos de la oscuridad, como "nace de nuevo", y puede ser visto "viniendo en las nubes", "arriba en el Cielo", con su "Corona de Espinas", o rayos solares. Bien, de las muchas metáforas astrológicas-astronómicas en la Biblia, una de las más importantes tiene que ver con las eras (n.d.m: "Age" en inglés, de "Eon", que viene de "aion", en griego "época"; en castellano no tiene nada que ver, ya que "eón" se refiere a mil millones de años en geología). A través de la escritura hay muchas referencias a las eras. Para entender esto, necesitamos estar familiarizados con el fenómeno de la precesión de los equinoccios. Los antiguos egipcios averiguaron mucho antes que otras culturas que, más o menos cada 2150 años, el amanecer se producía en un signo diferente del Zodiaco. Esto se debe a un lento "tambaleamiento" angular que la tierra mantiene mientras gira alrededor de su propio eje. Se llama "precesión" porque las constelaciones van hacia atrás, en lugar de hacerlo como el ciclo anual normal. La cantidad de tiempo que tarda la precesión en moverse alrededor de todos los 12 signos del Zodiaco es aproximadamente 25765 años (2150x12=25800). Este periodo es también llamado el "Gran Año", y las sociedades antiguas eran muy conscientes de ello. Se referían a cada periodo de 2150 años como una "Era" (Age). Desde el 4300 antes de Cristo hasta el 2150 antes de Cristo, fue la era de Tauro, el Toro. Desde 2150 hasta el año 1 después de Cristo, fue la era de Aries, el Carnero, y desde el año 1 después de Cristo hasta el 2150 después de Cristo, es la era de Piscis, la era en la que estamos hoy día y alrededor del 2150 entraremos en una nueva era: la era de Aquario. Ahora, la biblia refleja, hablando en términos generales, un movimiento simbólico a lo largo de tres eras, aunque previendo una cuarta. En el viejo testamento, cuando Moisés baja del monte Sinaí con los 10 Mandamientos, se cabrea mucho al ver a su gente rindiendo culto a un ternero de toro dorado. En realidad, él destrozó las tablas de piedra y dio instrucciones a su gente para que se mataran los unos a los otros para así purificarse a ellos mismos. Muchos estudiantes bíblicos atribuirían esta rabia al hecho de que los israelitas estaban rindiendo culto a un falso idolo, o algo así. La realidad es que el toro dorado es Tauro el Toro, y Moises representa la nueva era de Aries el Carnero. Por eso aun hoy los judios soplan el cuerno de carnero. Moises representa la nueva era de Aries, y bajo la nueva era, todo el mundo debe deshacerse de la vieja era. Otras deidades marcan esas transiciones también, un Dios pre-cristiano que mata al toro, con la misma simbología. Ahora Jesús es la figura ministerial de la era que sucede a la de Aries, la era de Piscis o los Dos Peces. El simbolismo hacia los peces es muy abundante en el nuevo testamento: Jesús da de comer a 5000 personas con pan y "dos peces". Cuando comienza su ministerio andando por Galilea, lleva de seguidores a dos amigos pescadores. Y supongo que todos hemos visto esos peces-Jesus en la parte de atrás de coches.



Poco saben de su verdadero significado. Es un simbolismo pagano astrológico del reinado del Sol durante la era de Piscis. Además, el día asumido para el nacimiento de Jesús es esencialmente el día en que comenzó esta era. [...] Ahora, todos hemos oido hablar sobre el fin de los tiempos y el fin del mundo. Aparte de las representaciones caricaturescas en el Libro de la Revelación (Apocalipsis), la principal fuente de esa idea viene de Mateo 28:20, donde Jesús dice "Estaré con vosotros incluso hasta el final del mundo". No obstante, en la versión del Rey James, "mundo" ("world") es una mala traducción, entre un montón de malas traducciones. La verdadera palabra usada es "aeon", que significa "era". "Estaré con vosotros incluso hasta el final de la era", lo cual es cierto, pues la personificación de Jesús Sol de Piscis acabará cuando el Sol entre en la era de Aquario.[...] Es más, el personaje de Jesús, un hibrido literario-astrológico, es más explicitamente un plagio de la deidad solar Horus. Por ejemplo, inscrito hace alrededor de 3500 años, en las murallas del templo de Luxor en Egipto, hay imágenes de la anunciación, la inmaculada concepción, el nacimiento, y la adoración de Horus. Las imagenes comienzan con Thaw anunciando a la virgen Isis que concevirá a Horus, entonces Nef, el Fantasma Sagrado, impregnando a la virgen, y entonces el nacimiento inmaculado y la adoración. Es exactamente la historia de la concepción milagrosa de Jesús.[...] Y los plagios son continuos. La historia de Noe y el Arca está sacada de la tradición. El concepto de un Gran Diluvio es obicuo al mundo antiguo, con más de 200 citas datadas en distintos periodos y tiempos.[...] Es más, Moises es conocido como el que "Dio las leyes". el que trajo los Diez Mandamientos, la Ley Mosaica. No obstante, la idea de una Ley dada por Dios a un profeta en una montaña es también una referencia muy antigua. Moises es solo un dador de leyes más en una larga lista de "dadores de ley" en la historia mitológica. En India, Manou fue el gran dador de leyes. En Creta, Minos ascendió al monte Dicta, donde Zeus le dio las leyes sagradas. Mientras tanto, en Egipto fue Mises, quien portaba las tablas de piedra y sobre ellas las leyes de Dios fueron escritas. Manou; Minos; Mises...-> Moises Y sobre los Diez Mandamientos, estos fueron cogidos indirectamente del Hechizo 125 del Libro de los Muertos egipcio. Cuando el Libro de los Muertos dice "No he robado", se convierte en "No robarás", "No he matado" se convierte en "No matarás", "No he dicho mentiras" se convierte en "No levantarás falso testimonio", y así. De hecho, la religión Egipcia es más bien la primera base fundacional de la teología judeo-cristiana. Bautismo, vida después de la muerte, juicio final, nacimiento inmaculado y resurrección, crucifixión, el arca de la alianza, circuncisión, salvadores, sagrada comunión, el Gran Diluvio, equinoccio de Primavera, navidades, pascua, y muchas muchas más, son atributos de ideas Egipcias, muy anteriores al Cristianismo y el Judaismo

El Cristianismo nació como una herramienta política para controlar a la sociedad, creando un mito al cual adorar, y ese mito siempre fue basado en el Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada